Uso social para las plazas de aparcamiento sin vender de Cinturón Verde

El Partido Comunista en Oviedo quiere denunciar que Cinturón Verde no es más que una pantalla para ocultar parte de la inmensa deuda municipal (en este caso más de 38 millones de Euros). En su consejo de administración se sientan representantes de los diferentes grupos municipales de la actual corporación que han sido incapaces de hacer otra cosa que cobrar cuantiosas dietas en reuniones periódicas en las que nada nuevo se propone. Mientras, un patrimonio público de más de 3.000 plazas de aparcamiento dependiente de la citada sociedad pantalla sigue sin ser vendido y sin ser aprovechado en ningún sentido.

Así las cosas, y como aportación al debate generado en torno al nuevo plan de movilidad, el PCA en Oviedo quiere proponer que se pongan en uso las citadas plazas de aparcamiento, dado que son un patrimonio público hoy en desuso y que está siendo pagado por toda la ciudadanía. Se trataría de dar un uso social a esas plazas mediante su uso público gratuito o a través del abono de una pequeña tasa. Los ovetenses podrían aliviar sus economías domesticas utilizando unos equipamientos que ya están pagando. Además muchas de estas plazas situadas a la entrada o en barrios periféricos de la ciudad (palacio de los niños, etc.), podrían servir de aparcamientos disuasorios, desahogando el centro de tráfico rodado y fomentando el uso del transporte público.

Respecto al plan de movilidad y, en general, respecto a la situación que atraviesan los servicios públicos, el PCA en Oviedo llama a la ciudadanía a movilizarse para defender su mantenimiento y calidad. Los comunistas recuerdan a la ciudadanía que no ha sido ella la que ha generado la actual crisis y que mientras algunos se empeñan en recortar los salarios, la protección social y los servicios públicos, los negocios de artículos de lujo y las rentas de los que más tienen se están disparando en nuestro país. Nos quitarán todo lo que nos dejemos quitar. Resistirse al deterioro de lo público mediante la movilización se convierte, no ya en un derecho, sino en una obligación para con nosotros mismos y las futuras generaciones.

En la prensa:

http://www.elcomercio.es/v/20120213/oviedo/propone-cocheras-vacias-cinturon-20120213.html

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *