200709-nicaragua-ANP-10399323

Sólo la verdad y la solidaridad darán el triunfo al pueblo nicaragüense y al gobierno sandinista.

Resolución de apoyo al pueblo y al gobierno de Nicaragua

Una vez más, la mano imperial  trata de desestabilizar Latinoamérica, apoyando abiertamente en Nicaragua una sublevación orquestada por los elementos más reaccionarios del país amparándose en una reforma de la Seguridad social, donde falsamente se decía que se querían quitar las pensiones a los nicaragüenses, y lo único que en realidad molestaba a los empresarios era el aumento de la cuota empresarial al fondo de pensiones que ofrecía un alto déficit.

Fue curiosamente el gobierno del Frente Sandinista el que recuperó este derecho. Sin embargo y pese a que se derogó esta pretendida modificación, las protestas siguieron con total virulencia.

A pesar de que el gobierno nicaragüense reiteró su voluntad de diálogo para reconducir la situación y llamaba a la calma, los grupos subversivos seguían asaltando comercios, incendiando edificios públicos y atacando con armas a policías y civiles.

Se repiten las vivencias y el mismo guión que en Venezuela, tratando de criminalizar al gobierno sandinista por las víctimas ocasionadas, superando ya el centenar de muertes.

La mano de EEUU, el apoyo económico a los subversivos y el control que ejerce sobre los medios de comunicación son una evidencia, asemejándose mucho a lo que ha ocurrido en otros países de América Latina. Los golpes blandos en Honduras y Brasil o el intento, como antes lo fuera el apoyo militar y financiero de “la Contra” que operaba desde Honduras contra Nicaragua en los primeros años del triunfo del FSLN, muestran que EEUU sigue considerando Latinoamérica como su patio trasero.

La OEA reclama elecciones anticipadas a un gobierno que ganó por tercera vez consecutiva con un 70% del sufragio, aprovechando la incertidumbre y plegándose a los intereses de EEUU, mientras guardó silencio tras el fraude electoral en Honduras y el asesinato de dirigentes sindicales, campesinos, opositores y defensores de Derechos Humanos. Otro tanto pasa con Colombia y también en otras latitudes del continente.

Washington sigue con su hoja de ruta pretendiendo subvertir el orden establecido en los países con gobiernos progresistas. La amenaza militar, la hostilidad, la agresión económica y la acometida neoliberal, solo pretenden revertir esas conquistas sociales y desmontar los progresos de integración de la América Latina y el Caribe.

Para el Partido Comunista de Asturias, el llamamiento al diálogo hecho por Daniel Ortega y la apuesta por la paz, son la única salida al conflicto, diálogo que los sectores más duros de la oposición y sus asesores yanquis no aceptan.

Sólo la verdad y la solidaridad darán el triunfo al pueblo nicaragüense y al gobierno sandinista.

¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional!

Partido Comunista de Asturias

 30 de junio de 2018

Aprobada por unanimidad en el XI Congreso del PCA 

Nicaragua-Unión-Europea-presiona-a-Daniel-Ortega

 

Versión PDF