22m

Sobre la difícil situación social

 

Sobre la difícil situación social

La Agrupación “Dolores Ibárruri” del PCA, reunida en Oviedo el 30 de abril de 2014, tras el correspondiente debate, constata que, como clase obrera, nos encontramos en una situación económica y social extremadamente difícil, una situación límite, de emergencia social que exige una respuesta colectiva y masiva de los trabajadores y trabajadoras, de la ciudadanía en general.

La propia administración del Estado reconoce a través de la recién publicada Encuesta de Población Activa que, en Asturias, 109.300 parados/as buscan empleo de forma activa -1.400 más que hace 3 meses- y que se han destruido de forma neta 5.100 empleos. Además la población en edad de trabajo desciende, a causa de la baja natalidad y el aumento de la emigración provocada por la crisis. Ya son 2.200 personas menos que hace tres meses y 8.300 menos que hace un año.

En el conjunto del estado 5.933.300 trabajadores/as se encuentran en paro, un 25,93 % de la población activa. Hay 1.978.900 hogares con todos sus miembros en paro (han subido un 2,7%). Cientos de miles de familias han perdido su casa, tan solo para alimentar la voracidad insaciable de unos banqueros sin escrúpulos. Mientras, la patronal aprieta las tuercas a la baja de los salarios y las condiciones de trabajo a las personas que aún tienen empleo.

El gobierno conservador del PP pretende quitar a las mujeres el derecho a decidir sobre su maternidad y provocar su vuelta a los hogares para dedicarse a la crianza. El gobierno del PSOE, con el apoyo del PP, priorizó constitucionalmente el pago de la deuda frente a los derechos y necesidades de las personas. Los gobiernos privatizan lo rentable mientras recortan el presupuesto en salud, educación, dependencia, transporte público, agua energía, comunicaciones, servicios sociales, pensiones, etc. Lo que redunda negativamente en nuestros derechos ciudadanos. Aprovechan la crisis para recortar derechos causando sufrimiento, pobreza, hambre, enfermedad, e incluso muertes y todo para que la banca y los poderes económicos sigan teniendo grandes beneficios a costa de nuestras vidas. Por si fuera poco, modifican la legislación para criminalizar las protestas, encarcelando y multando desmedidamente para intentar frenar la contestación social.

Como comunistas no se nos oculta que todo este proceso infernal es consustancial al Sistema Capitalista en que vivimos y que se concreta para nuestro país en una monarquía anacrónica, constitucional, corrupta y parlamentaria al servicio de los poderes económicos. Tras la caída del contrapoder que representó la Unión Soviética, los poderes económicos de Europa se dedican a desmontar el Estado del Bienestar con un drástico recorte de derechos sociales y económicos y continuan su acumulación de riqueza por la desposesión de la clase obrera. Aunque nuestro proyecto a largo aliento es alcanzar la sociedad socialista y el Comunismo, el fin de la explotación de unos seres humanos por otros, somos conscientes de que, en ese camino, ahora nos corresponde promover movilizaciones amplias de la ciudadanía en general, en defensa de sus derechos y reivindicaciones.

Así, como Agrupación comunista, respaldamos las movilizaciones iniciadas con la Marchas de la dignidad del 22 de marzo pasado, apoyadas por el PCA y el PCE y hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que ejerza su soberanía, democráticamente, alzando su voz de abajo arriba para construir un proceso constituyente que garantice realmente las libertades democráticas, el derecho a decidir las políticas y los derechos fundamentales de las personas.

Es preciso unir a la ciudadanía en una movilización unitaria por el empleo digno, contra el pago de la deuda injusta; por la renta básica, los derechos sociales y las libertades democráticas; contra los recortes, la represión y la corrupción; por una sociedad de hombres y mujeres libres con iguales derechos; por la denuncia del Sistema Capitalista; contra un régimen y unos gobiernos que nos agreden y que no nos representan.

 NO AL PAGO DE LA DEUDA INJUSTA

 PAN, TRABAJO Y TECHO.

 EDUCACIÓN Y SANIDAD PÚBLICAS.

¡A la calle que ya es hora!

Oviedo, a 30 de abril de 2014.