photo_2018-10-25_00-47-24

No al cierre de ALCOA

RESOLUCIÓN DE LA CONFERENCIA DE LA ORGANIZACIÓN LOCAL DE OVIEDO DEL PCA

La conferencia local del Partido Comunista de Oviedo a la vista del cierre de factorías de ALCOA manifiesta lo siguiente:

El cierre de las factorías de ALCOA se debe según la empresa al encarecimiento de la energía eléctrica necesaria para la obtención del aluminio y la incertidumbre del precio del mismo en el mercado. Por lo que la decisión de cierre de las factorías tomada por ALCOA no es por la disminución de la importancia económica del aluminio y tampoco por los costes salariales. Al contrario, el aluminio es una materia fundamental en las economías industriales desarrolladas. La decisión de cierre se toma porque en la lucha por el reparto de beneficios empresariales derivados de la producción de aluminio, la parte del león se la llevan las empresas suministradoras de energía eléctrica, mientras que las empresas industriales productoras ven como la parte de los beneficios que les corresponden es mucho menor. Por otra parte la alta variabilidad del precio del aluminio puede hacer desaparecer estos beneficios en cualquier momento.

Sin embargo son los trabajadores y la economía de los territorios donde se asientan las empresas industriales los perjudicados directos de este caos del mercado, del que en absoluto son responsables. La lucha entre el sector eléctrico y el sector industrial por los beneficios causará la pérdida de quinientos empleos directos y más de mil quinientos indirectos, además del hecho de que una actividad industrial arraigada en Asturias está en trance de desaparecer sin ninguna razón. Además no olvidemos que el Estado, al vender las instalaciones de la empresa pública INESPAL a ALCOA, ha transferido recursos y ha dado garantías a esta empresa para mantener su actividad, que de poco han servido. En el caso de que el cierre se consume, exigimos la devolución de los recursos cedidos y que se depuren las responsabilidades políticas, administrativas o penales derivadas de este fracaso.

Ante este caos económico de poco sirven las proclamas a favor de la libertad de empresa y la iniciativa privada. El Partido Comunista entiende que sólo una economía planificada puede evitar estas situaciones, garantizando la estabilidad económica y exigiendo la responsabilidad empresarial necesaria para el desarrollo industrial sostenible.

Oviedo, 21 de octubre de 2018

Aprobada por unanimidad