premios canor 2

Los Premios Príncipe de Asturias se tiñen de tricolor

Un año más, los Premios Príncipe de Asturias recibieron una sonora “acogida” desde la Plaza de la Escandalera, a escasos metros del Teatro Campoamor.

Rodeados de multitud de policías antidisturbios, los manifestantes quisieron mostrar su rechazo absoluto a unos Premios que simbolizan la elitización de la cultura. A pesar de las gaitas y la manipulación mediática de algunos medios de comunicación, como TVE,  los gritos y pitidos de los que formamos parte de la “Asturias real” que no tiene nada que celebrar, al otro lado del folclore del Campoamor, se escucharon ensordeciendo el espectáculo.

premios canor

La Fundación que dirige y gestiona estos premios está nutrida por toda la clase poderosa de la región, desde representantes de bancos hasta miembros de las tradicionales familias asturianas dueñas de grandes empresas. Muchos de ellos vinculados a tramas de corrupción, responsables directos del empobrecimiento de la sociedad asturiana, los desahucios y la situación insostenible de paro que sufre la región.

La concentración,  que se convocó bajo el lema :  “La España real no tiene nada que celebrar”, contó con la presencia de numerosos colectivos en lucha como la Marea verde de educación, la Plataforma en defensa de la sanidad pública, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca,  el CSOA La Madreña…, entre muchos otros. Algunos sindicatos también estuvieron presentes con pancartas y banderas, y también el Partido Comunista de Asturias  y la Juventud Comunista, JCA. Por otro lado, no faltaron trabajadores en conflicto como  los de Tenneco de Gijón o mineros de HUNOSA.

canor 3

Tras la llegada de los príncipes, recibidos con una inmensa pitada y pancartas que decían frases como “Fartones” o “Vergüenza”, los manifestantes aguantaron el acto entre canciones, pitadas y cánticos, muy emocionante fue el momento en el que se cantó “Santa Bárbara bendita”.

Como era de esperar, a la salida, una ensordecedora pitada de despedida a los príncipes, banderas republicanas y multitud de gritos de distintas luchas, cerraban la exitosa protesta.