1406238942682

El PCA de Gijón en solidaridad con los imputados por los incidentes del Teatro Jovellanos

Desde la agrupación de Gijón del Partido Comunista de Asturias queremos manifestar nuestro absoluto apoyo a los nueve imputados por supuestas agresiones a la Policía Nacional durante una protesta contra los bombardeos Israelíes en Gaza, ante las puertas del Teatro Jovellanos, el pasado 25 de julio. Aquella protesta, una concentración absolutamente pacífica convocada por el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, era una expresión de repulsa ante la actuación del grupo israelí Sheketak, precisamente en los mismos días en que el ejército sionista ejecutaba la brutal operación Margen Protector, en la que murieron cientos de palestinos. Los imputados han tenido que declarar a lo largo de esta semana pasada ante los juzgados de Gijón y Siero, enfrentándose a una acusación por desórdenes públicos.

Desde el PCA, denunciamos que la actuación de la policía fue injustificada y brutal. Un acto de violencia salvaje que responde a la voluntad represiva de un gobierno empeñado en la liquidación de los derechos sociales y las libertades públicas, que se inscribe en la misma línea de actuación que la aberrante Ley de Seguridad Ciudadana (ley mordaza), que el Ejecutivo prepara para tratar de silenciar a la mayoría social, mientras que ejecuta los ajustes y recortes reclamados por la Troika.

08.conc_.palestina

Por todo ello, exigimos que se paralicen los procedimientos judiciales, y se proceda a depurar responsabilidades sobre la actuación policial.

Así mismo, en un momento en que el propio Parlamento Español, siguiendo el ejemplo de Suecia, acaba de aprobar casi por unanimidad una proposición no de ley instando al Gobierno a reconocer al Estado Palestino, resulta lamentable la insensibilidad que el gobierno municipal de Gijón, de Foro Asturias, mostró ante la masacre que se perpetró el pasado julio contra el pueblo palestino, y que se perpetra a menor escala, pero de manera continuada, a diario, y sin tener la resonancia mediática que han tenido, por ejemplo, las víctimas israelíes en la sinagoga de Jerusalén.

El estado Israelí hostiga permanentemente a la población palestina manteniendo la ocupación de sus territorios, asfixiándola económica y socialmente, confinando y hacinando a cientos de miles de personas en la Franja de Gaza, privándolas del acceso a terrenos cultivables o a bienes de primera necesidad. Creando con todo ello una situación de miseria y postración que constituye el caldo de cultivo perfecto para la consolidación del integrismo. Paralelamente, el Estado Israelí cuenta con una legislación que discrimina a los no-judíos, en especial a los palestinos residentes en Israel, lo que recuerda poderosamente el infame régimen del apartheid de Sudáfrica.

En consecuencia, instamos a la autoridades municipales de Gijón a sumarse al boicot al Estado de Israel, en el que participan también destacadas personalidades del mundo judío y supervivientes del holocausto, que rechazan la asimilación de su cultura y de su pueblo  con un estado criminal que conculca flagrantemente los derechos humanos.

El terrorismo es condenable en todas sus formas porque viola elementales principios éticos, anclando a los pueblos en situaciones de penuria y muerte, y enquistando conflictos que bloquean permanentemente el desarrollo social y político. Pero el terrorismo no son sólo los atentados de Hamas, sino también la ocupación de Palestina y las acciones que Israel, bajo el paraguas de EEUU, lleva a cabo impunemente.