desahucio

El PCA condena enérgicamente la actuación de la policía en el desahucio llevado a cabo hoy en Oviedo

Comunicado del PCA

El Partido Comunista de Asturias, conocedor de las circunstancias y hechos acaecidos con ocasión del desahucio llevado a cabo durante la mañana de hoy en un domicilio de la ovetense calle de Augusto Junquera, contra la joven familia integrada por Jorge Cordero, Patricia Ordoñez y su bebé Amanda de cinco meses, quiere expresar su más enérgica repulsa y condena por la brutal actuación de las unidades antidisturbios de la Policía a las órdenes de la Delegación del Gobierno del PP.

La actuación de las Fuerzas de Orden Público, caracterizada por una desmedida violencia en sus cargas contra las decenas de vecinas y vecinos que manifestaban su solidaridad con la familia desahuciada, se saldó con varios heridos y contusionados, así como con numerosos detenidos cuyo número rondaría las dos decenas.

La amplia movilización solidaria, que pretendía pacíficamente con su presencia e interposición impedir el lanzamiento a la calle de la familia Cordero-Ordoñez, tal como había logrado el pasado mes de abril, había sido auspiciada desde diversos ámbitos ciudadanos como el 15M, Stop Desahucios y el Partido Comunista de Asturias, y a ella se fueron agregando espontáneamente decenas de vecinas y vecinos indignados por el atropello que, a instancias de Cajastur-Liberbank, venía a perpetrarse contra una familia pobre sin recursos para poder hacer frente a su hipoteca.

 

El PCA, que defiende el procedimiento de dación en pago y alquileres sociales para hacer frente a la oleada de desahucios promovidos por los bancos en medio de la crisis que ellos mismos provocaron, quiere denunciar la violencia que supone la implacable ejecución de las hipotecas por muy “legal” que resulte de acuerdo con un ordenamiento jurídico de clase, hecho a la medida de los dueños del capital que, en cambio, ignora el derecho a la vivienda recogido como tal en la Constitución Española.

El PCA manifiesta que es violencia desalojar a la gente de sus casas, despedirlas de sus trabajos o mantenerla percibiendo salarios que no cubren las necesidades vitales y conducen a la exclusión social. Que es violencia responder con la represión policial y judicial contra los injustamente empobrecidos que tratan de conservar sus ya exiguos derechos.

Esa es la auténtica violencia por muy legalizada que esté en un llamado “estado de derecho” que en realidad tutela el único “derecho” de los ricos y atropella los de los desposeídos. Por ello es natural que, desde el fondo de un pueblo cada vez más hostigado y esquilmado, que camina hacia los seis millones de parados y ve desvanecerse los servicios y prestaciones sociales más elementales obtenidos en decenios de luchas, surja la indignación, la solidaridad y la rebeldía.

Si las agresiones de los dueños del capital, de su Gobierno y de sus fuerzas represivas continúan creciendo y extendiéndose, suya será la única culpa de cualquier estallido social que pudiera sobrevenir y que, irresponsablemente, parecen estar alimentando.

El Partido Comunista de Asturias continuará con firmeza su tarea de contribuir democráticamente a la cohesión social, a incrementar la conciencia de las capas populares agredidas por la actuación del Poder, a la participación ciudadana en los asuntos públicos y al estímulo de la rebeldía contra los atropellos y las injusticias.

El PCA llama a continuar las protestas contra Cajastur-Liberbank por su insensibilidad social y su persistencia en la persecución de los hipotecados, así como contra la Delegación del Gobierno, y exige la inmediata puesta en libertad sin cargos de todos los vecinos y vecinas detenidos, la obtención de una solución de urgencia para la familia desahuciada, el cese de los desahucios y la contención de las FOP que con su actuación desmedida se convierten con frecuencia en la verdadera causa de los desórdenes públicos.

Gabinete de Prensa y secretaría de comunicación del PCA