5998336405_d42b7f9300_b

Comunicado del Partido Comunista de Asturias

La opinión pública asturiana, la clase trabajadora, las capas populares de nuestra sociedad, las/os votantes de izquierda y la propia militancia del PCA están siendo objeto de un persistente y creciente bombardeo mediático, acerca de los desencuentros evidenciados entre la Dirección de IU de Asturias e IU Federal.Tanto los titulares de las noticias como los contenidos de los artículos de opinión que hoy aparecen en los medios escritos de Asturias destacan términos como DIVISIÓN, RUPTURA, ESCISIÓN, AMENAZAS, INTERVENCIÓN, etc., junto a informaciones, sesgadas, no contrastadas o simplemente falsas.

Por tanto, desde el Partido Comunista de Asturias hemos entendido como necesario hacer públicas nuestras reflexiones, nuestra actitud y, en definitiva, también la posición de fondo, en lo concreto e inmediato, que asumimos en tanto que organización del Partido Comunista de España en el territorio de nuestra Comunidad Autónoma.

Así, queremos, en primer lugar, señalar hasta qué punto la tormenta mediática interesadamente desatada, aprovechando actuaciones chapuceras, caóticas o irresponsables de algunos, está erosionando y dañando gravemente a Izquierda Unida de Asturias, a Izquierda Unida Federal y en general a la opción política misma de la izquierda transformadora y del cambio, tanto en conjunto como por separado. Ha llegado el momento de decir ¡basta! a seguir alimentando a los medios con elementos de desánimo y desmovilización que sólo benefician a nuestros enemigos de clase: la oligarquía en el poder y sus representantes políticos.

En ese sentido, es necesario salir al paso de las apariciones públicas fuera de Asturias y en el marco de una opción política diferenciada, competidora potencial de IU en próximos comicios, de quien, en su condición de Diputado y Portavoz de IU de Asturias en la Junta General, debiera contraer su actividad a la representación institucional que ostenta y al debate orgánico dentro de IU.Lo contrario supone cimentar la incertidumbre, el recelo y la preocupación dentro de IU de Asturias de cara a su futuro próximo y a su horizonte electoral.

Sentado lo anterior, conviene subrayar que el PCA, desde su retorno a IU de Asturias, hace apenas tres años, después de una dilatada e involuntaria exclusión, tuvo especial empeño en extremar su prudencia para aparecer como un vector de propuesta política en positivo y de disposición al trabajo concreto de cualquier índole, más allá de su inclusión en ninguna tendencia o “familia” política y lejos, por tanto, de escenificar ningún propósito de alterar correlaciones internas ni de desestabilizar nada.

Consiguientemente hasta ahora mismo hemos mantenido y mantenemos nuestra voluntad de actuar como factor de cohesión y de unidad dentro de IU de Asturias y también entre IU de Asturias e IU Federal, al igual que, dentro de nuestra modestia, como impulsor ideológico de convergencias políticas y de unidad popular. Por ello y por más de que, al punto a que se ha llegado, parezca muy difícil, seguimos apostando por que prevalezca la sensatez y el diálogo entre compañeras/os, evitando una ruptura catastrófica para todas/os nosotras/os, por encima de dónde ponga cada cual el acento de su sensibilidad política, ya sea en el perfil político propio y en la propia independencia política, ya sea en la confluencia y la unidad popular como exigencias prioritarias. Desde el PCA seguimos creyendo que aún es posible con buena voluntad, superar los recelos, no distanciar la práctica de IU de Asturias de la del conjunto de todas/os nuestras/os compañeras/os de IU federal, acordar las garantías políticas que sean necesarias, para que toda la militancia pueda sentirse cómoda y restablecer la confianza. En un mundo donde los mayores enemigos se sientan a dialogar, sería deleznable, que planos de la misma fuerza política, compañeras y compañeros, a quien une muchísimo más de lo que pueda separarles, no seamos capaces de detenernos un instante para la conversación y el acuerdo.

Desde el PCA hacemos un llamamiento a parar las hostilidades, a renunciar a la utilización de datos inciertos, tergiversaciones, afirmaciones infundadas y juicios de intenciones desde nuestras propias filas, así como a evitar insultos y descalificaciones en las redes sociales y en la prensa. En ese sentido, el PCA insta a sus militantes a no incurrir en tan inconvenientes conductas que sólo sirven para nutrir de “carnaza” a los medios.

La Izquierda Unida de Asturias que, independientemente de la condición jurídica que ahora mismo tenga, siempre ha sido una parte fundamental del conjunto de IU, y como tal, fue mil veces reconocida, que ha sabido mantener el tipo y crecer en momentos difíciles, la IU de Asturias, grande por su asentada estructura en ciudades y pueblos y por su incontestable fuerza municipalista, tiene, precisamente por todo ello, un plus de garantía y, a la vez, de responsabilidad para no dejarse arrastrar por la pendiente del recelo y la confrontación, convirtiéndose, en cambio, en pieza imprescindible y apreciada de la cooperación con el conjunto de IU.

Y entendemos que ello debe ser así, máxime cuando se constata que en el acuerdo que IU Federal somete a referéndum “no impone la confluencia a ninguna federación ni a ningún municipio “desde arriba”. El acuerdo recoge la necesidad de asumir las particularidades propias de un país especialmente complejo como el nuestro. Garantiza autonomía y flexibilidad tanto a las federaciones como a los municipios para establecer sus propias condiciones que permitan el mejor de los acuerdos de confluencia posible o, en caso de que éstas no se den y la militancia lo decida democráticamente, ir en solitario. Por lo tanto, el acuerdo sometido a referéndum no impone a ninguna federación ni a ningún municipio la confluencia”, tal como literalmente se recoge en la carta de la Comisión Colegiada de IU Federal a la militancia de IU de Asturias, de acuerdo, por lo demás, tanto con lo establecido en los Estatutos de Izquierda Unida Federal, como con el acuerdo suscrito en su día por Ramón Argüelles y Alberto Garzón.

Finalmente, el PCA quiere dejar claro que su sostenida actitud de comedimiento y prudencia en el seno de IUA desde su retorno, no debe tomarse en ningún caso como desentendimiento o indolencia. No han sido muchas las ocasiones en que el PCA ha tomado posición nítida y concluyente en debates internos de IUA, pocas veces lo ha hecho, pero entendemos que ésta debe ser una de ellas. Así, con ánimo de que la militancia de IU-Asturias no se vea marginada de un proceso de decisión que abarca al conjunto del Estado, con el propósito, igualmente, de no apartarse en lo político-organizativo de la organicidad del conjunto de IU y sus legítimas atribuciones y siendo así que el referéndum federal no excluye la celebración de otra consulta de ámbito asturiano, el día 22 de junio, que propiamente sería lo único acordado por la Dirección de IUA, siempre sobre temas en el marco de sus competencias, el PCA se pronuncia por que IUA cumpla con la celebración del referéndum federal y, particularmente, de la jornada presencial el próximo día 17 de junio en todas las sedes de IUA, de forma que no se coarte ningún derecho a participar y decidir. En todo caso, por si se considerase de interés, el PCA ofrece también sus propias sedes para que puedan funcionar como colegios electorales, con la intención de favorecer la participación y facilitar más espacios de votación para comodidad de cuantas/os compañeras/os deseen votar de forma presencial.

Por último, el PCA hace suyo el llamamiento del PCE del pasado 12 de junio para todo el país y, consiguientemente, también para Asturias, llamando a la participación y posición positiva en la consulta convocada por IU acerca del preacuerdo político con otras fuerzas.

Oviedo, 13 de junio de 2018

 

ComunicadoPCA